El color de reiki

Reiki devuelve la presencia de hermosos colores a nuestros cuerpos y nuestras vidas. Los guías de Reiki dicen que la Tierra es el planeta de color. 

Es único en la creación de la variedad, cantidad y brillantez de color y cuando un espíritu se encarna en la tierra, su cuerpo físico se hace de los mismos colores brillantes. Ya sea humano, árbol, animal, o cualquier otra forma que existe en este planeta, el color es un elemento común que todos compartimos. 

Los Guías también dicen que el color es uno de los principales atractivos de la tierra y la razón principal por la cual a nuestro espíritu le encanta vivir aquí. El color es también un elemento del espíritu. Nuestro espíritu se llena de color divino. Cuando nacemos, los colores de nuestro espíritu se alinean con los colores de nuestro cuerpo físico en una especie de gravedad, que conecta nuestro espíritu con nuestro cuerpo, y nuestro cuerpo a la tierra. Es fácil de curar el color y el Reiki. Cualquiera puede hacerlo. Reiki cura con el color de forma automática. 

El poder curativo del color se da a nosotros en nuestra primera iniciación. Nuestros chakras son la puerta de entrada física para los colores de nuestro espíritu. Nuestros colores de los chakras son los mismos que los colores del arco iris. Nuestro chakra raíz es de color rojo, el chakra sacro es de color naranja, el chakra del plexo solar es amarillo, el corazón es verde, la garganta es de color azul, el tercer ojo es añil y la corona es violeta. 

Cuando nuestro espíritu se encarna en nuestro cuerpo, los colores de nuestro espíritu entran en el cuerpo físico a través de nuestros chakras. Entonces se alinean y se convierten en sincronía con los demás. Cuando nuestros colores están llenos y alineados, nos sentimos seguros, capaces, creativos, expresivos, compasivos, veraces, intuitivos, imaginativos, inspirados, y conectados con el espíritu. 

Se siente como si nuestras acciones se ajustan a nuestras intenciones, y que estamos cumpliendo con nuestro propósito espiritual aquí en la tierra, las cosas parecen funcionar con facilidad. Cuando nuestros colores están fuera de alineación o agotados, podemos sentir como si el mundo es inestable y no funciona fácilmente para nosotros, podemos luchar con crear y manifestar. 

A veces puede ser difícil expresarnos o aber lo que queremos; Puede ser difícil sentir o podemos sentir muy profundamente; nuestra intuición se puede bloquear o podemos sentir como si estamos "fuera de nuestra mente." Puede ser difícil hablar desde nuestra verdad y ser escuchado. Cuando nuestros colores de los chakras no están alineados, nos podemos sentir desconectados del espíritu y de la tierra. El prestigioso psicólogo practicando M. Rose dice: Los colores curativos reparan el cuerpo de una manera maravillosa. 

Un arco iris de colores puede ser visto en tantas cosas, el agua, la nieve, los cristales .. se refleja en todas partes. El color afecta nuestras emociones, que se mostrarán a través de nuestros cuerpos. Ni siquiera tenemos que ver el color que se ve afectado por ella. Nuestros cuerpos también actúan como un prisma a la luz. Cuando estamos bien, todos los colores brillan a través de nosotros en un constante cambio. 

El color es sanador de la naturaleza. Puede ser prescripto para el tratamiento de diversas enfermedades. Su energía nos afecta, el físico (rojo), mental (amarillo) y emocionalmente (azul). El color nos afecta en su totalidad. Podemos comer, beber, respirar, visualizar, meditar y bailar con color, podemos aplicar color para restaurar nuestra salud.

La cura del Reiki con el color

En los antiguos templos de Helipolis, Egipto, se utilizó la fuerza del color, no sólo como una ayuda para el culto, sino también como agente curativo. Estos templos fueron orientados para que el sol brillase de tal manera que su luz se divida en siete colores prismáticos. Los colores de Reiki pueden comenzar a surgir de la sintonización de Reiki 1. 

El color puede aparecer en las sesiones también e incluso los pacientes pueden ver los hermosos colores que se presentan. Incluso se puede trabjar en las sesiones trabajando cada chakra con su color respectivo, imaginando que el mismo sale de nuestras manos. Los siguientes son ejemplos de curación con color que muestran signos de desequilibrio que pueden estar presentes cuando el color está agotado:Se puede reconocer por ejemplo la ausencia de color amarillo en el tercer chakra de un paciente, usando la técnica japonesa de Reiki de la exploración o Byosen sobre sus chakras.

A través de la exploración, podes encontrar que el tercer chakra está completamente agotado.

Por ejemplo si estas trabajando con una persona o paciente que tiene problemas en sus relaciones, está depresivo, con baja vitalidad o falta de autoestima, sentiras que el color amarillo es el más util para trabajar. Durante su tratamiento de Reiki, podes poner una mano en el corazón y otra en el plexo solar, y llamar a la esencia divina de color amarillo tanto de la tierra como de la fuente superior y llenar su tercer chakra con color amarillo brillante. En los niños con autismo, es muy util tratar cada chakra cn los colores respectivos con énfasis en el chakra raiz y su color rojo.

Armonización, Reiki y colores

Aparte de utilizar el Byosen podemos, como practicantes de reiki utilizar los símbolos.Una vez más, el Reiki sabe qué hacer; todo lo que tienes que hacer es dejar que haga su trabajo. El símbolo de istancia es el puente de luz del Reiki. Cuando invitas a este símbolo para sanar con el color, crea un puente de luz en nuestro cuerpo con los colores de nuestro espíritu y los colores de la tierra. Le da a los siguientes símbolos de Reiki un acceso aún más profundo en nuestro espíritu y nuestro cuerpo mediante la apertura de una vía, para que puedan entrar de lo divino a lo físico. 

El Símbolo Maestro Usui es la "casa del tesoro de la gran luz radiante." Cuando invitamos a este símbolo en una sesión para la curación de color en una persona, el color divino se manifiesta como luz etérea que desciende de la fuente, entra en el cuerpo a través del chakra de la corona, viaja a través de cada uno de los chakras, a través de los pies, y en la tierra. 

Tiene una sensación diferente a los colores de la tierra, porque los colores de la tierra son físicos, y los colores de la divininad son espirituales. El símbolo tibetano Serpiente de Fuego conecta la esencia divina de la tierra con nuestros cuerpos físicos y espirituales. Cuando invitamos este símbolo con la curación de color, se manifiesta como los colores de la creación de la tierra, a través de los pies, a través de cada uno de los chakras, y el chakra de la corona. Los colores de la tierra llenan todas las células del cuerpo. También nos conecta con la tierra y el ritmo de su corazón dentro de nosotros. 

Nos recuerda que somos seres naturales hechos de la tierra y que nuestro cuerpo tiene la hermosa luz de nuestro espíritu. El símbolo emocional Usui mental sana nuestros cuerpos mentales y emocionales. Cuando se utiliza con la curación de color, alineará los colores de nuestros cuerpos mentales y emocionales con los colores de los cuerpos físicos y espirituales. El Karuna Reiki, el símbolo Kriya equilibra nuestros chakras. 

Cuando invitamos a este símbolo para sanar con el color, equilibra los lados izquierdo y derecho de nuestro cuerpo, nos conecta con la gravedad de la tierra, y se puede usar este símbolo para alinear los colores de los chakras, tanto vertical como horizontalmente. En otras palabras, los colores entran verticalmente a través de nuestro chakra de la corona y a través de nuestros pies. 

Un ejemplo de sesión de reiki con colores

Protegé tu habitación, y activá los símbolos en tus manos. Pedí a Reiki que aline los colores de la mente, cuerpo y espíritu de tu paciente. Dar Reiki, usando las posiciones de las manos de la cabeza; utilizar todos los símbolos de Reiki, visualizá que los colores entran a través de la corona y hacia la tierra. 

Utilice el símbolo Maestro Usui si usted está en sintonía con él. Dar Reiki a los chakras pies, donde los colores de la tierra entran en los pies y viajan más allá de la chacra de la corona por encima del paciente. 

Utilice el símbolo tibetano Serpiente de Fuego si está en síntonia con él. Visualizar que cada chakra se vacía de sus antiguos colores y se van llenando con Reiki y sus colores desde la coronilla y desde la tierra.

Coloque una mano sobre el chakra raíz, y otra en el chakra sacro. Observe el color que entra en el chakra vertical y horizontalmente. 

Mueva su mano desde el sacro hasta el chakra del plexo solar y desde el raíz hasta el sacro. Mueva la mano desde el plexo solar hasta el chakra del corazón y del sacro al plexo solar. Continuar "paso a paso" hasta que haya una mano en el tercer ojo y una mano en el chakra de la corona. Esta técnica se puede utilizar para sí mismo o para los demás