Psicología y reiki

Es posible combinar los conceptos de energía de Oriente y perspectivas psicológicas occidentales. 

Tenemos la posibilidad de trabajar en forma conjunta los problemas psicológicos, emocionales y de comportamiento, a través de la energía de Reiki, la práctica de la atención plena, la psicoterapia cognitiva y manejo del estrés. 

Los seres humanos cultivan y mantienen la salud psicológica cuando son capaces de borrar y soltar los efectos negativos de cualquier experiencia traumática o un conjunto de condiciones negativas que ocurren en sus vidas.

Cuando una persona es incapaz de liberar los efectos de una experiencia traumática, el flujo de energía en el cuerpo se agota, se congestiona, en formas que producen desequilibrio energético. 

El desequilibrio eventualmente afectará a la calidad del pensamiento humano, los sistemas de creencias, sentimientos, estados de ánimo, el comportamiento y la salud física. El Reiki se utiliza para tratar los problemas y bloqueos que encontramos en el campo energético de una persona.

El profesional en Psicologia puede hacer un test psicologico y una evaluación energética. El trabajo tiene que estar digirido a identificar las creencias, emociones y comportamientos específicos que están creando tanto la dificultad psicológica como el desequilibrio energético. 

Después de completar una evaluación inicial del problema que presenta, el tratamiento puede comienzar con un "barrido" del campo energético o aura. 

Tenemos que prestar especial atención a las zonas damnificadas del cuerpo, y de los chakras o centros de energía relacionados con las áreas de peligro y el problema que se presenta. La técnica del barrido o byosen, es una herramienta en la que el profesional pasa a su mano alrededor de campo de energía del paciente.

Esta técnica es muy útil para la limpieza de los elementos negativos que se presenten en el campo del paciente. Después de "scanear " el cuerpo, le aplicamos Reiki.

Las impresiones recibidas desde el campo de la energía sirven para iniciar un diálogo con el paciente en un esfuerzo conjunto para evaluar las áreas que necesitan atención y concentración.

 A medida que el practicante de reiki/Sicologo trata chakras principales del cliente y centros de energía, él / ella sigue evaluando las zonas del cuerpo que necesitan atención y concentración. Las áreas que no están equilibradas con energía tienden a expresar la información psicológica y emocional. 

Esto es porque cada uno de los chakras principales del cuerpo procesan energía para funciones psicológicas y emocionales específicass, así como para las funciones biológicas. 

Por ejemplo, la pérdida se expresa a menudo como el desequilibrio tanto en el plexo solar y los chakras del corazón, mientras que los pensamientos negativos afectan el chakra de la corona y el tercer ojo. 

La energía de sanación Reiki menudo trae recuerdos específicos del cuerpo, las emociones y los pensamientos asociados que necesitan ser descubiertos y puesto sen libertad para que la curación pueda tener lugar. Una vez que determinados patrones psicológicos y emocionales han salido a la superficie, el diálogo terapéutico entre el profesional y el paciente adquiere más importancia en el proceso de tratamiento. 

Es este momento el profesional puede trabajar diferentes herramientas como un trabajo de liberación emocional, reestructuración cognitiva, resolución de problemas y el trabajo del trauma.