Que es el Reiki

Reiki es una técnica japonesa usada para la relajación y reducción de estrés que promueve la sanación en todos los niveles. Fue fundada por el Dr. Mikao Usui a comienzos de 1900. Se administra mediante el posicionamiento de las manos, técnica que ha sido practicada durante miles de años. 

Es muy simple pero muy poderosa y puede ser fácilmente aprendida por cualquier persona. La palabra "Reiki" viene de dos palabras japonesas: Rei y Ki.

Rei - Sabiduría Espiritual

La palabra "Rei" significa "universal", Las investigaciones sobre el significado esotérico del ideograma 'kanji' japonés para "Rei" han dado lugar a una comprensión más profunda. La palabra "Rei" así usada en Reiki es más correctamente interpretada como sabiduría superior o conciencia espiritual. Ésta es la sabiduría que viene de Dios o el Ser Superior y es la Conciencia de Dios que lo sabe todo. Entiende a cada persona completamente. Sabe la causa de todos los problemas y dificultades y sabe cómo curarlos.

Ki - Energía Vital

La palabra "Ki" significa lo mismo que "Chi" en chino, "Prana" en sánscrito y "Ti" o "Ki" en hawaiano. También ha sido llamada "fuerza ódica", "orgone" y "bioplasma". Se le han atribuido varios otros nombres en varias culturas.

Ki es la energía vital. También es conocida como la fuerza vital de la vida o la fuerza vital universal. Ésta es la energía no-física que estimula todas las cosas vivientes. Mientras algo esté vivo, tiene energía vital circulando a través y alrededor suyo; cuando muere, esa energía vital se va. Si tu energía vital es baja, o si hay alguna restricción en su flujo, estás más vulnerable a las enfermedades. Cuando es alta y fluye libremente, es menos probable que enfermes. La energía vital juega un rol muy importante en todo lo que hacemos. Estimula el cuerpo y tiene niveles altos de expresión. Ki es la energía primaria de nuestras emociones, pensamientos y vida espiritual.

Energía Vital Espiritualmente Guiada

Es la Conciencia de Dios llamada Rei que guía la energía vital llamada Ki en la práctica que llamamos Reiki. Por lo tanto, Reiki puede ser definido como energía vital guiada espiritualmente. Ésta es una interpretación significativa de la palabra Reiki: describe más precisamente la experiencia que la mayoría de las personas tiene de la práctica; Reiki se guía a sí mismo con su propia sabiduría, en vez de requerir de la dirección del/de la practicante.

¿Cómo Cura el Reiki?

Estamos vivos/as porque la energía vital o Ki está fluyendo a través de nosotros/as. El Ki fluye dentro de nuestro cuerpo físico a través de pasajes llamados chakras, meridianos y nadis. También fluye alrededor nuestro en un campo de energía llamado aura. El flujo libre y balanceado de Ki es la causa de una buena salud. Es el Ki lo que aviva y da vida a los órganos físicos y tejidos al fluir a través de ellos. El Ki nutre a los órganos y células del cuerpo, respaldándolos en sus funciones vitales. Cuando se interrumpe el flujo de Ki, el buen funcionamiento en uno o más órganos y tejidos del cuerpo físico disminuye. Por ende, es la interrupción en el flujo de Ki lo que causa principalmente la enfermedad.

El Ki responde a los pensamientos y sentimientos. Cuando tenemos pensamientos positivos y optimistas, aumentamos el flujo de Ki y esto nos hace sentir mejor. Sin embargo, cuando somos presa de pensamientos negativos, nuestro Ki es interrumpido y aminorado y no nos sentimos bien. Cuando los pensamientos negativos se instalan en la mente subconsciente, crean una interrupción permanente del Ki. Esto ocurre cuando aceptamos consciente o inconscientemente pensamientos o sentimientos negativos sobre nosotros/as. Estos pensamientos y sentimientos negativos se anexan al campo de energía y obstaculizan el flujo de Ki. Diferentes órganos y tejidos del cuerpo quedan afectados dependiendo del lugar del bloqueo. Esto disminuye el funcionamiento vital de aquellos órganos y células del cuerpo físico y, a menos que el bloqueo sea liberado, la persona podría eventualmente enfermarse.

Cuando una persona recibe un tratamiento de Reiki, el Reiki evalúa dónde la persona tiene bloqueos y luego dirige la energía sanadora, usualmente al bloqueo que está más cerca de las manos. Sin embargo, a veces puede ir al bloqueo más importante incluso si está lejos de ellas. La energía Reiki luego trabaja con los pensamientos y sentimientos negativos que están bloqueando el flujo natural del Ki de la persona y los sana también. Esto puede ocurrir de diferentes maneras. Fluyendo a través de las partes afectada del campo energético y cargándolas con energía positiva es como el Reiki eleva el nivel vibratorio en y alrededor del cuerpo físico donde los pensamientos y sentimientos negativos están anexados. Esto provoca que la energía negativa se separe y se desprenda. Así el Reiki limpia, despeja, desatasca, desenmaraña y sana los pasajes de energía, permitiendo así que Ki sano fluya de forma natural. Una vez que el Ki fluye naturalmente, los órgano y tejidos físicos pueden luego completar su proceso de sanación.

¿Qué podemos tratar?

Reiki es poderoso y asimismo suave. En su larga historia de uso, ha ayudado a sanar casi todas las enfermedades y daños conocidos, incluyendo problemas serios tales como esclerosis múltiples, problemas coronarios y cáncer, así como problemas de la piel, cortaduras, hematomas, huesos rotos/quebrados, migrañas, resfríos, gripes, anginas, insolaciones, fatiga, insomnio e impotencia. Siempre es benéfico y trabaja para mejorar la efectividad de todos los otros tipos de terapias. Un tratamiento se siente como un maravilloso resplandor radiante y tiene muchos beneficios, tanto para el/la cliente como para el/la practicante, inclusive estados positivos de conciencia y experiencias espirituales. El Reiki trabaja en armonía con todas las otras formas de tratamiento. No necesitás limitarte a recibir Reiki solamente. De hecho, si tenés un problema de salud y querés un tratamiento de Reiki, se recomienda que lo hagas bajo la supervisión de un médico u otro profesional de la salud.

El Reiki se Puede Complementar

Podés continuar recibiendo tratamiento médico o psicológico regularmente mientras recibís Reiki., con resultados potenciados. De hecho, Reiki mejorará los resultados de cualquier tratamiento médico reduciendo efectos colaterales negativos, tales como los de la quimioterapia, cirugías y procedimientos invasivos. Acorta el tiempo de sanación, reduce o elimina el dolor, aminora el estrés y contribuye a crear optimismo. Se ha notado con regularidad que los pacientes que reciben Reiki terminan su hospitalización antes que aquellos que no lo reciben.

El Reiki también ha sido usado en conjunción con la psicoterapia para mejorar la curación de traumas emocionales y otros temas. Sus beneficios psicológicos pueden incluir la mejora de la memoria y una mayor autoestima y confianza en sí mismo/a. Si los/las clientes tienen un problema físico o psicológico y quieren ser tratados con Reiki, se recomienda que lo hagan bajo la supervisión de un médico u otro profesional de la salud.

¿Reiki es una religión?

Aunque el Reiki es espiritual por naturaleza, no es una religión. No tiene un dogma, y no hay nada en lo que debas creer para aprender y usar Reiki. De hecho, el Reiki no depende en absoluto de creencias y funciona creas o no en él. Como el Reiki viene de Dios, le permite a muchas personas ir más allá de los conceptos intelectuales y experimentar de manera directa su religión.

El uso de Reiki, no solo es efectivo para sanar enfermedades, sino también para empezar una nueva forma de vida basada en la armonía y el equilibrio y el manejo de situaciones problematicas desde otro plano, enfatizando nuestra paz mental. 

Reiki trata a la persona entera incluyendo cuerpo, emociones, mente y espíritu creando muchos efectos beneficiosos que incluyen la relajación y la sensación de paz, la seguridad y el bienestar. 

También trabaja en conjunto con todas las otras técnicas médicas o terapéuticas para aliviar los efectos secundarios y promover la recuperación. Su uso no depende de la propia capacidad intelectual o el desarrollo espiritual y por lo tanto, está disponible para todos. Se ha enseñado con éxito a miles de personas de todas las edades y procedencias. Aunque Reiki es espiritual en su naturaleza, no es una religión. 

El sistema tradicional de Reiki Usui comprende cuatro niveles de aprendizaje:

  • Reiki Nivel I

  • Reiki Nivel II

  • Reiki Nivel III

  • Reiki Nivel Maestro