Reiki, el intercambio de energía

Las energías curativas son un regalo de la Fuente, ¿cómo vamos a pedir a las personas pagar por los tratamientos?

No estamos cobrando por las energías curativas de Reiki, los costos son por el espacio de alquiler, por los suministros que utilizamos, por el tiempo que empleamos, es reconocer el valor de nuestro trabajo, por los estudios que hemos realizado para practicar Reiki. 

Por supuesto, un practicante de Reiki puede legítimamente decidir hacer excepciones, en determinadas circunstancias, ofreciendo descuentos, promociones, etc. 

Hay un concepto que todos debemos tener en cuenta - el intercambio de energía.

En el mundo de la economía, por ejemplo, el establecimiento de un precio justo por un producto o servicio se realiza mediante la determinación de un valor para el cliente. 

Si el precio es demasiado alto, nadie va a comprarlo. Si es demasiado bajo, el valor disminuye. 

De la misma manera, cuando un practicante de Reiki ofrece servicios al público, hay gastos y horas de tiempo involucrados, por lo tanto cobrar por el servicio suele ser una necesidad. 

 Para el paciente, la elección de gastar dinero en Reiki puede significar la elección de no hacer otra cosa - una elección que demuestra el valor que se le da al tratamiento.