Reiki para lactantes y bebes

Los bebés pueden comenzar a experimentar Reiki por primera vez en la sala neonatal de un hospital, como una manera de reducir el estrés asociado con el dolor de parto, alguna posible enfermedad, el zumbido de respiradores, y otros equipos médicos. 

Reiki es especialmente útil para los bebés prematuros, especialmente aquellos que están en terapia intensiva o son demasiado frágiles al momento de nacer, puede ayudar a estos pacientes más pequeños a relajarse, y así mejorar su capacidad para lidiar con el estrés al ser hospitalizado durante los primeros días de su vida. 

 Los beneficios de aplicar Reiki puede ayudar en los siguientes casos:

  • Los bebés duermen más tiempo, más tranquilamente.
  • Ayuda a calmar los cólicos.
  • Aliviar el dolor de la dentición
  • Acelerar la recuperación de los primeros resfríos.

El Reiki también puede ayudar en la reversión de un retraso en el desarrollo y problemas de aumento de peso. 

Los bebés pueden beneficiarse mucho de los tratamientos de Reiki, y también lo hacen sus familias. 

Hay una sensación de impotencia cuando hay un bebé llora en casa o en el hospital.

Estando en el hospital podés ayudarlos enviandole reiki a través de la encubadora y también con el envío de reiki a distancia. 

Los bebés son extraordinariamente perspicaces del estrés de los padres y responden positivamente cuando ven que sus padres se relajan, una por lo tanto en este momento, un poco de tiempo también para practicar por parte de los papas!