REIKI Y EL DEPORTE

Los esguinces y músculos doloridos o lesionados responden rápidamente cuando Reiki se aplica inmediatamente.

Esto es así porque la lesión es nueva y el patrón de la lesión no ha tenido la oportunidad de difundirse en todo el sistema físico o energético hasta el momento.

Al aplicar la energía inmediatamente, la curación ocurre rápidamente.

Por ejemplo, en las torceduras de tobillo al caminar o cuando hacemos ejercicios deportivos, la aplicación de reiki en forma inmendiata hace diluir al dolor.

Cuando nos conectamos con la energía la matriz etérica alrededor del tobillo, los tejidos comienzan a regresar a su condición normal en forma saludable.

Lo mismo ocurre en torceduras de muñeca, o esguinces de codo para aquellas personas que hacen deportes como el voley o el tenis, los musculos doloridos también en este caso, responden en forma satisfactoria a reiki.

Si aprendiesen la técnica, pueden aplicarse con frecuencia auto-tratamiento que les permitirá permanecer en el juego o continuar con su actividad en el mismo momento de su realización.