Reiki y gratitud

"Sólo por hoy, se agradecido," es uno de los cinco principios del Reiki que el Dr. Usui nos pidió practicar cada día. Es importante para los practicantes de Reiki notar y difundir pensamientos de gratitud. Aumentar la luz de la gratitud en el mundo es un trabajo que podemos hacer todos los días. Cuando practicamos y hablamos de gratitud, también les recordamos a otros recordar las bendiciones en sus vidas también. A medida que cada individuo vive en un corazón agradecido, nos convertimos en una poderosa conciencia colectiva. 

La gratitud es una vibración de luz divina. Todo en el universo físico comparte gratitud como parte de su fuerza vital. Cuando vivimos en la gratitud, estamos en el flujo de la creación, y aumentamos la luz divina dentro de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. 

El Reiki es una fuente de luz divina. Cuando activamos el Reiki, nos convertimos y creamos un portal para que entre la luz divina en la densidad de este mundo. El símbolo Maestro Usui significa literalmente "Casa del tesoro de la gran luz radiante", y "Gran Ser del Universo, brilla sobre mí." El Reiki envía la vibración de la luz divina a la Tierra a través de nosotros y cuanto más lo usamos, más luz divina hay en el planeta.

Sin embargo, ser ser humano y vivir la vida en la Tierra puede ser difícil, y a veces es difícil ser agradecido. Por lo tanto, necesitamos herramientas específicas que nos puedan ayudar. La gratitud es una práctica. Cuanta más atención y enfoque le damos, más fácil es ser agradecido. En realidad, puede ser desarrollada como una habilidad. El Reiki ofrece muchas herramientas que pueden ayudar a centrarnos en nuestras bendiciones cada día. 

Sólo por hoy, se agradecido.

Practica la gratitud diaria. La vida se siente muy bien cuando recordamos nuestras bendiciones, y se siente muy mal cuando las olvidamos. Cuando pensamos en nuestros dones y bendiciones y decimos gracias, nuestro corazón se abre y nuestra mente es positiva, inspirada y receptiva. Es más fácil tener una mente creativa, lo que hace que sea más fácil de manifestar nuestras metas y sueños.

Cuando pensamos en todo lo que no es suficientemente bueno en nuestras vidas, damos vueltas en pensamientos negativos. Los pensamientos, la negatividad, la culpa y la crítica nos roban una vida plena y feliz. La "Basura mental" nos distrae, no podemos oír nuestra guía interior, y no hay espacio para las ideas inspiradas. Nos volvemos desganados, estresados y ansiosos, y sentimos como si no controláramos nuestras propias vidas.

Nuestras mentes negativas pueden afectar nuestras relaciones también. Si estamos en la culpa, la crítica, el juicio, no estamos en nuestro verdadero corazón y podemos perder la oportunidad de amar a otra persona de la manera más plena posible. Podemos perder la experiencia de nosotros mismos como amantes de los seres humanos. Decide centrarte sólo en lo que te gusta de las personas en tus relaciones.

Por lo general, se trata de una cuestión de entrenar a nuestra mente a pensar en nuestras bendiciones, y tenemos que hacer una elección deliberada de notarlas. Controlar nuestra mente puede ser un trabajo de tiempo completo. El Reiki y la gratitud son herramientas poderosas que pueden cambiar al instante los pensamientos del momento si nos concentramos en nuestras bendiciones. Un corazón agradecido es una de las maneras más rápidas de sanar el pensamiento negativo, y las percepciones no deseadas.