REIKI Y MEDITACIÓN

Hay diferentes maneras de combinar Reiki y la Meditación. El método abajo detallado es simple y podés practicarlo fácilmente.

Como paso previo a la meditación de Reiki, pongamos atención en la habitación o lugar donde la vamos a realizar.

Como primer paso podemos limpiar la misma, dibujando el simbolo de poder en todas las paredes, siete en total ( incluyendo el aire). Si deseas utilizar sahumerios o velas claras en tu sala, podes recurrir a ello.

Encontrá un lugar cómodo para sentarte, también podes realizarla acostado. Tomá tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

Proponé una intención para esta oración, es decir algo que necesites, y luego expresá tu gratitud por la paz y armonía que vas a sentir o experimentar.

Dibujar el símbolo de distancia , el símbolo emocional/mental y el símbolo de poder en tus palmas. Luego colocá las manos sobre tus piernas mirando hacia el cielo, y permití que el Reiki empiece a fluir.

Concentrate en tu respiración, y llevá la atención en las zonas de tu cuerpo donde sientas tensión o strees, llená ese lugar con la energía de Reiki y liberá ese obstaculo de tu organismo.

Sentí y visualizá la energía de Reiki fluyendo en todo tu cuerpo, si surge algun pensamiento realizá el baño seco, y volvé tu mente otra vez a un estado de calma y paz interior.

Realizá este ejercicio, durante 10-20 minutos todos los días, y sentirás como este estado de tranquilidad perdura para todo el día.