REIKI Y PAREJA

Cuando dos personas que tienen una relación comienzan a estudiar Reiki, se produce entre ellos, una sintonía espiritual, física y mental, que en otras parejas no es tan comun observar.

El Reiki contribuye a mejorar las relaciones, como por ejemplo cuando uno de ellos está lejos de su hogar, mediante el envío de Reiki a distancia todos los días, lo que ayuda a mantener el contacto entre ambos.

Esto no quiere decir que todas las relaciones que se trabajan con Reiki implican que van a lograr un acercamiento entre los integrantes.

El Reiki es energía espiritual dirigida con un propósito que no está obligado por nuestra visión de las cosas, y trabaja por el mejor y más alto bien de los individuos de cualquier sociedad, y puede facilitar también a una separación pacífica, si eso es necesario para el crecimiento de los integrantes de la pareja, o si la relación no ha sido una saludable.

Reiki es una energía de crecimiento, no de estancamiento.

En la mayoría de las parejas que se ha observado, las iniciaciones de Reiki mejoraron la relación y las relaciones en torno a ellos. Por ejemplo los niños indisciplinados o con problemas entraron en equilibrio en proximidad al equilibrio de sus padres capacitados con Reiki, incluso también en la sanación de conductas adictivas.

Cuando la pareja crece en Reiki, la relación también crece.

Este efecto se ve reforzada por el envío de Reiki a la relación, o a una una situación.

Se puede realizar sintonizaciones de sanación y la cirugía psíquica en los integrantes de la pareja para borrar las vibraciones negativas entre ellos.

Una herramienta muy eficaz para facilitar la armonía es trabajar con la parrilla de cristales, y así enviar energía continua a los mismos sanando así su karma individual y como pareja.