Valores de un maestro

Reiki es una práctica sagrada que requiere reverencia y nuestro mayor respeto si queremos experimentar su valor más maravilloso. Los beneficios del Reiki pueden abarcar todo, no sólo nos da la capacidad de sanarnos a nosotros mismos y a los demás, que por sí sola es profundamente significativo, sino también trae dirección a nuestras vidas. Su naturaleza ilimitada puede crear oportunidades de crecimiento continuo, desarrollo y el despertar de nuestro potencial ilimitado. La alegría cada vez mayor, la paz y la abundancia que esperan a aquellos que sinceramente siguen el camino del Reiki; no sólo son una bendición a disfrutar, sino también contienen la sanación que el planeta tanto necesita. 

Aquellos que se han iniciado en el Reiki a menudo sienten este potencial mayor y aspiran a continuar hacia los niveles Avanzado y Maestro.El deseo de crecer es inherente por el simple hecho de estar vivo. Cuando miramos a nuestro alrededor y observamos a los seres vivos, podemos ver claramente que la actividad que todos los seres vivos comparten es el crecimiento.

Todo lo que está vivo crece. Porque esto es lo que hacen los seres vivos, incluso se podría decir que el propósito de la vida es crecer. Por lo tanto, el deseo de crecer en el potencial del Reiki es una expresión natural de los base esencial y de la vida misma. Si sientes este deseo en tu corazón, hónralo y respétalo . Si lo haces, vas a satisfacer una necesidad innata.

Las alegrías de convertirse en Maestro de Reiki son muchas y no necesariamente se tiene que enseñar para que la Maestría sea útil. La energía sanadora, los símbolos, las técnicas y el conocimiento adicionales agregarán valor a tus habilidades curativas. El tratamiento a ti mismo, darte iniciaciones a ti mismo y a otros, y tratar a los demás en persona y a distancia, todo mejorará notablemente. El hecho de que puedas pasar Reiki a tus amigos y familiares es también una ventaja. 

Muchos toman la Maestría con todo esto en mente. Sin embargo, si alguna vez decides enseñar formalmente, serás capaz de hacerlo. ¡A medida que cada persona toma la Maestría de Reiki y aumenta su vibración personal, se suma a la vibración de todo el planeta!

Una de las mayores alegrías de la Maestría de Reiki es enseñar Reiki a otros. Imagina la emoción de presenciar a los miembros de la clase de Reiki recibir la energía del Reiki durante la sintonización. Luego, a medida que los guías en su uso, compartiendo su alegría y asombro a medida que experimentan su noble poder fluyendo por primera vez. A medida que los estudiantes utilizan el Reiki para ayudar a su familia, amigos y clientes, un maravilloso sentido de conexión espiritual se desarrollará entre todos ustedes. Los sentimientos de compasión y amor para todo el mundo se fortalecerán a medida que se funden con la Conciencia del Reiki y conocen más profundamente que venimos de Dios y que todos somos uno en Dios.

Toda la información sobre el Reiki ha llegado a nosotros a través de la Sra. Takata, que aprendió el sistema del Reiki en Japón en 1935. Según la Sra. Takata, la definición de un Maestro de Reiki es cualquier persona que haya recibido la iniciación principal y el símbolo Maestro, sabe cómo dar todas las iniciaciones y de hecho ha dado clases de Reiki, pasándolo así a otras personas. Los que han recibido la Maestría y no han enseñado por lo menos a una persona no podrían calificar como Maestros de Reiki y deben llamarse a sí mismos Maestros de Reiki practicantes hasta que enseñen. Si has enseñado a un amigo o miembro de la familia, entonces calificas como Maestro de Reiki.

Después de la muerte de la Sra. Takata en diciembre de 1980, los veintidós Maestros que había iniciado continuaron enseñando y eventualmente iniciaron a otros Maestros. Al principio enseñaron de la misma manera que la señora Takata, enseñando el sistema completo en tres grados. Con el tiempo algunos Maestros comenzaron a hacer cambios al sistema, agregando conocimiento y habilidades de curación que habían adquirido por la experiencia y la guía interior. Algunos tomaron el tercer grado que contenía originalmente la Maestría completa y lo dividieron en dos o más partes. Algunos de hecho dividieron la Maestría hasta en un máximo de cinco partes, llamando a cada parte un nuevo grado.

En la búsqueda de un Maestro de Reiki para tomar la Maestría, es importante preguntar exactamente lo que se va a ser capaz de hacer después de tomar el entrenamiento con ellos. ¿Recibiás el entrenamiento completo y serás capaz de iniciar a otros en todos los grados, incluyendo la Maestría o algo quedará fuera, lo que requerirá que tomes sub-niveles o grados adicionales y pagar cuotas adicionales? Debido a los cambios que algunos han realizado al sistema de Reiki, esta es una pregunta muy importante.

Convertirse en un maestro de Reiki es un paso serio que debe ser precedido por una preparación necesaria. Primero hay que tomar Reiki I y II o la formación avanzada de Reiki. También es necesario meditar en tu propósito de vida y decidir si la Maestría de Reiki está en armonía con ella. Entonces, es importante encontrar un Maestro de Reiki con quien estudiar que sea competente y que te sientas en sintonía con y que te apoyará después de convertirte en un Maestro de Reiki.

Convertirte en un Maestro de Reiki implica que vas a ser capaz de iniciar a otros en el Reiki. Por lo tanto, es importante encontrar a un profesor que tome tiempo en clase para ayudar a practicar el proceso de iniciación. Pregúntale a tu profesor la cantidad de tiempo que se tome en clase para practicar las iniciaciones, ya que algunos profesores dedican poco tiempo o ninguno.

También pregúntale cuánto apoyo te dará para comenzar a enseñar tus propias clases. Esto es importante. Algunos Maestros de Reiki tendrán poco interés en ayudarte a empezar, ya que temen que te llevarás a los estudiantes lejos de ellos. Si tomas en serio lo de convertirte en un Maestro de Reiki exitoso, encuentra a un profesor que abiertamente te apoyará en la consecución de tu objetivo.

Antes de enseñar tu primera clase, la práctica adicional haciendo iniciaciones es una buena idea. Esto se puede hacer a amigos que ya tienen Reiki. Pregúntales si les gustaría ser un "modelo de iniciación" y hazles saber que las iniciaciones adicionales serán beneficiosas para ellos y van a mejorar y fortalecer sus energías de Reiki. La mayoría estará de acuerdo con mucho gusto. Si no puedes encontrar a alguien para practicar, puedes utilizar un oso de peluche o una almohada para representar a una persona.

También será necesario practicar las conversaciones, conferencias y meditaciones que darás en clase. Haga esquemas de tus conversaciones y la practicalas en una grabadora. Escucha tus grabaciones y toma notas sobre las formas en que puedes mejorar tus conversaciones. Luego sigue practicando hasta que te sientas seguro. No tengas miedo en usar un esquema en clase. Al enseñar, relájate y deja que la energía del Reiki haga el trabajo.

Si tienes un deseo sincero de ayudar a los demás y te has tomado el tiempo para prepararte para enseñar, no deberás tener problemas en atraer a los estudiantes. Es la actitud lo que crea los resultados que recibes, así que asume el éxito y crearás el éxito.

Como Maestro de Reiki es importante tratar a tus alumnos con el mayor respeto. Cada uno tiene la chispa de Dios dentro de ellos. Nunca utilices las amenazas sutiles o la retención de información para hacer que los estudiantes sean dependientes de ti. Abiertamente anima a cada estudiante a conectarse a su propio poder y la libertad de elección. Lo que se crea para los demás vuelve a ti. Conforme realmente empoderas a otros, mas te llenarás de poder. Confía en la abundancia del Universo y recibirás abundancia y también será bendecido con la paz y la alegría.

Al enseñar Reiki a otras personas, es importante dar un buen ejemplo al ser un auténtico representante de la energía Reiki. La gente no puede ser tan fácilmente engañada por la espiritualidad superficial. Ellos quieren y necesitan a un verdadero Maestro que viene de la experiencia y está trabajando en su propia sanación. Esto requiere meditar sobre la naturaleza de la energía Reiki y entregarse a ella. Se trata de un proceso continuo de trabajar con todos los aspectos que no están en sintonía con la energía del Reiki y permitiendo que estos aspectos sean sanados por la energía Reiki. 

Hay un plan perfecto para tu vida que siempre ha estado presente y ha estado esperando por ti. Este plan es exactamente lo que es bueno, correcto y saludable para ti. 

Este plan no está basado en lo que tus padres quieren para ti, o lo que la cultura dice que necesitas para ser aceptado, sino en lo que realmente te hará feliz. Este plan está dentro de ti y viene de tu núcleo esencial. El Reiki puede guiarte a este plan y te ayudará a seguirlo. Este plan es el verdadero camino espiritual.

Al tratarte a ti mismo y a los demás, y meditar sobre la esencia del Reiki, te guiará cada vez más en la toma de decisiones importantes. A veces te encontrarás haciendo cosas que no tienen sentido o que no se ajustan a lo que piensas que deberías estar haciendo, y a veces serás guiado a hacer cosas que habías prometido que nunca harías. 

Sin embargo, confiando cada vez más en la guía del Reiki, al dejar ir lo que tu ego piensa que necesitas para ser feliz y humildemente rendirte al poder amoroso del Reiki, encontrarás tu vida cambiando de maneras que traerán mayor armonía y sentimientos de la verdadera felicidad.

Con el tiempo, aprenderás por experiencia que la guía del Reiki es digno de confianza. Una vez que te hayas entregado por completo, habrás entrado en el camino del Reiki. Al hacer esto, estarás en paz con el pasado, tener fe en el futuro y sabrás que no hay nada de qué preocuparse. Tu vida trabajará con mayor armonía y sentirás que has alcanzado su meta, incluso conforme avanzas hacia esta.

Al final, hay que considerar que un Maestro de Reiki no es aquel que ha dominado el Reiki, sino uno que ha sido dominado por el Reiki. Esto requiere que nos entreguemos por completo al espíritu del Reiki, permitiéndole guiar cada área de nuestras vidas y volverse en nuestro único objetivo, fuente de nutrición y sustento. A medida que avanzamos hacia el final de milenio, el Camino del Reiki se ofrece como una solución a nuestros problemas y un camino de potencial ilimitado.