SANANDO CON LA RESPIRACION

Uno de los hechos interesantes de cómo el Dr. Usui practicó y enseñó Reiki, es que él utilizó más que sólo sus manos para dar tratamientos de Reiki. En su manual se muestra cómo utilizar los ojos y el aliento. En un reciente viaje a Japón, la señora Yamaguchi me dijo que en momentos de gran necesidad, como después del gran terremoto de Kanto; el Dr. Usui era conocido por tratar hasta seis personas a la vez utilizando los dos pies, dos manos, sus ojos, el aliento y varios chakras.

El método de la respiración, Koki-Ho del Dr. Usui.

  1. Primero debemos encontrar un espacio en el cliente que necesite Reiki extra. Este podría ser un área bloqueada de energía, o donde haya dolor o una enfermedad. Puede simplemente preguntar al cliente donde necesita Reiki, o puedes encontrar un área usando el escaneo Byosen.
  2. Luego inhala respirando con el vientre, junto al ombligo.
  3. Sostén la respiración un momento y usa tu lengua para dibujar el símbolo de poder o cualquier otro símbolo en la parte superior de la boca. (Si sólo tienes Reiki I, salta esta parte.)
  4. Luego, con la boca a un par de centímetros por encima del área del cliente, inhala con fuerza contrayendo el vientre y exhalar por completo.
  5. Conforme exhalas, imagina que estás respirando Reiki y el símbolo al área que lo necesita.
  6. Haz esto varias veces si sientes la necesidad.
  7. Luego sigue haciendo Reiki con las manos encima o alrededor del área que lo necesita